Auditorio en Benitachell

El más anciano del lugar
2016

El ayuntamiento de El Poble Nou de Benitatxell plantea un concurso para la construcción de un nuevo centro cultural cuya característica determinante es su auditorio con capacidad para 300 personas. En el emplazamiento del concurso se encuentra un viejo Ficus de magnífico porte.

Las fachadas del edificio acogen el viejo Ficus, y en su retirada generan una plaza pública en cuyo fondo perspectivo se alza el majestuoso árbol. Así la propuesta consigue un espacio público inesperado, de un gran carácter y con claros beneficios para la propia actividad del centro, a cuyo costado puede ahora aparecer un punto de encuentro, ocio y restauración. La arquitectura construye un lugar donde el protagonista no es el mismo edificio.

El movimiento de las fachadas da lugar a la integración de la escalera principal de acceso al auditorio en un volumen de dramática volumetría que produce un perfil característico al exterior, y una gratificante experiencia a través de la sorpresa de la apertura y las vistas desde el interior. Un corte certero que descarta los metros cúbicos innecesarios, transposición casi directa del espacio preciso que requiere la comunicación.

Información

Arquitectos
Iterare estudio + Estudio VVV

Categoría
Arquitectura, interior, paisaje urbano

Tipo
Equipamiento, centro cultural, auditorio, cafetería, plaza

Fecha
2016

Lugar
Benitachell, Valencia

Cliente
Ayuntamiento de El Poble Nou de Benitatxell y Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante

Estado
Propuesta de concurso